Llamado de Amor y de Conversión del Casto y Amante Corazón de San José
28 Junio 2017

Mis queridos hijos, Mi Casto y Amante Corazón, primer apóstol de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, estuvo dispuesto incondicionalmente a servir a Dios, por medio de estos Sagrados Corazones, en Ellos y por Ellos. 

Además de la sabiduría, con la que ya el Señor me iba preparando, recibí tantas Gracias, para amarles y servirles mejor. Pero el secreto para caminar este sendero espiritual consiste en el silencio, en la escucha y el recogimiento interior y exterior. 

Mi Corazón recibía muchas manifestaciones del Amor de Dios, pero las atesoraba en Mi Corazón, con el silencio, porque si las sacaba de Mi Corazón, porque si me tentaba el deseo de darlas a conocer, se perderían: primero, por Mi falta de recogimiento, y segundo, porque los demás no comprenderían. 

Hijos Míos, los invito a que no se dejen tentar por la vanidad que pretende exteriorizar, hablar, centrar en sí mismo la atención; todo esto se resume en egoísmo y el egoísmo aleja al alma del servicio. 

Ustedes, en cambio, hijos, que desean ser apóstoles de los Sagrados Corazones: oren, confíen y esperen. Recogimiento, silencio, humildad, simplicidad y el abandono total en el Señor son instrumentos con los que avanzarán rápidamente en el camino de la virtud. Pero de esto, el silencio y el recogimiento son los más importantes, para los que desean adorar en espíritu y verdad, como Yo lo aprendía continuamente en Nazaret.

 Como el Padre San José que contempla, que calla, que ora, los bendigo: en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.