Llamado de Amor y de Conversión de Dios Padre - 3 Noviembre 2016

Dios PadreEl instrumento: Dios Padre está aquí. Trae sobre Sus Manos un Libro y encima del Libro un Cordero.

Dios Padre: Criaturas, soy un Padre Tiernísimo; soy un Padre que ama. No soy el Dios castigador, pero si soy Justo. No soy el Dios que extermina a los pueblos, pero purifico a las almas. Soy Amor, soy Justicia. Soy Misericordia y soy Rectitud.

Hijos míos, soy el Padre del Cordero del Sacrificio. Quiero, queridos hijos, que en estos últimos tiempos de vuestro tiempo, me reconozcan como Dios Padre del Cordero del Sacrificio, porque es el momento de glorificar y exaltar el Santísimo Sacramento del Altar. Es el momento de que todos los ejércitos del Cordero de Dios formados por la Mujer vestida del Sol, la Inmaculada, la Dolorosa, Mi Hija y Madre Vuestra, se alcen y proclamen el Triunfo de Su Corazón Inmaculado, y venga el Reinado Eucarístico del Cordero del Sacrificio de la Nueva y Eterna Alianza.

Hijos míos, para vivir el Reino de Amor y de Paz de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, deben primero vivir ahora el Reino de la Palabra de Dios porque conociendo Mi Palabra, conocerán Mi Voluntad y vivirán en plenitud Mi Reinado de Amor y de Paz. Primero, hijos míos, está vivir la Palabra de Dios y poner en práctica las palabras de Mis profetas.

Hijos, como la moneda perdida que se perdió pero que se dejó encontrar, así ustedes, así la humanidad que está perdida en el mundo, debe dejarse encontrar por la Misericordia que les he manifestado en el Sacrificio de este Cordero.

Soy un Padre Tierno, les amo a todos. Escuchen a Mis profetas. Les doy Mi Bendición. En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.



Con la tecnología de Blogger.