Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Casto y Amante de San José - 6 Junio 2018

Casto y Amante Corazón de San José
Dios Padre quiso que aquel trece de octubre en la última aparición en Fátima me manifestara, para profetizar la Era de los Tres Corazones de la Sagrada Familia; profecía que se ha cumplido con Nuestro Apostolado, y que por medio de los Llamados de Amor y de Conversión se está consolidando, concretizando y realizando la misión que el Padre confió a Nuestros Sagrados Corazones Unidos. 

La humanidad está tan dispersa, muchos hombres quieren escuchar lo que les agrada pero de aquello que los compromete huyen; humanidad, tienes a la Iglesia, al Santo Padre, al Evangelio y a Nuestros Últimos Llamados de Amor y de Conversión, esto debe ser tu luz y guía, y ya no te permitas confundir y, así, alejarte de la Verdad. Amadas almas, aún no han comprendido la importancia de esta Obra y tampoco han comprendido la urgencia de Mis Llamados, pareciera que sus corazones aún no terminan de convencerse de que estas son las Últimas Revelaciones de los Sagrados Corazones y las más importantes para la humanidad. 

Queridas almas, hemos venido a consagrar este recinto como el Hogar de Nazaret para estos tiempos, quiero que comprendan que este lugar es la Casa de la Santa Familia para los Últimos Tiempos, y que es preciso que se guarde el recogimiento y la oración. Y todas las almas que desean peregrinar a Nuestra Casa de Nazaret para los Últimos Tiempos cuando vengan y oren serán marcadas con el Sello de los Últimos Tiempos, el Sello del Apocalípsis, la Marca del Cordero de Dios, su Sangre Preciosa, y este Sello además de recibirlo quien venga a orar a Nuestro Hogar de Nazaret en estos Últimos Tiempos lo recibirá también su familia. Queridos hijos, aún es necesario que oren con el corazón, aún es importante que cambien de vida sin esperar más, aún es importante que escuchen con más recogimiento Nuestros Llamados de Amor. 

Como el Protector de los Apóstoles de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, los bendigo, y desde este Hogar de Nazaret de los Últimos Tiempos bendigo al mundo entero: en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Con la tecnología de Blogger.