Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María - 21 Julio 2018

Hijito, Luisa Picarreta me acompaña, por intercesión de ella doy mi Llamado de Amor y de Conversión. Hijito, la Divina Voluntad es el Sol de la Justicia de Dios, porque las Obras de Dios son justas y esas Obras se realizan por orden de su Divina Voluntad. La Redención, los Sacramentos, la Iglesia, mis Venidas a este lugar, todas han sido Obras de Dios, Obras justas que se han realizado en obediencia a Su Voluntad. 

Vengo Vestida de ese Sol, vengo Vestida de la Luz de la Divina Voluntad, por eso mi Manto de Oro representa que estoy toda envuelta del Reinado del Fiat Divino. Y vengo como la Reina de la Divina Voluntad a revelarles lo que Dios quiere de ustedes en mis Llamados de Amor para el mundo. 

Hijitos, escuchen mis Llamados de Amor, lo que Dios quiere para ustedes; Yo lo vengo a dar a conocer, pero también a recordarles la Palabra de Jesús. Mis Llamados y mis Venidas a este lugar quieren que sus corazones regresen a la Palabra de Dios, a leerla, a meditarla y a ponerla en práctica. 

Hijos míos, los invito nuevamente a que comprendan la unión profunda que existe entre la Palabra de Dios y mis Llamados de Amor y de Conversión. Hijos míos, no tengan miedo de escuchar a vuestra Madre, que mi Manto, que brilla por el Sol del Querer de Dios, los ilumine. ¡Vean mi Corazón, es el camino para llegar hasta Jesús! 

Hijitos míos, lean y mediten el capítulo quince del Libro del Apocalipsis. Los bendigo con Amor Maternal: en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.


Con la tecnología de Blogger.