Llamado de Amor y de Conversión de Casto y Amante Corazón de San José - 1 Agosto 2018

Casto y Amante Corazón de San José Queridos hijos de Mi Casto y Amante Corazón, quiero que comprendan que la jaculatoria, que Jesucristo les ha entregado, anuncia que ya están viviendo la Era de los Tres Corazones de la Sagrada Familia y que, además, es una invocación a las tres advocaciones y títulos otorgados por la Santísima Trinidad para éstos últimos tiempos: el Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús, el Doloroso e Inmaculado Corazón de María y el Casto y Amante Corazón de San José. Tres títulos que están haciendo derramar en la humanidad inmensidad de Gracias como nunca antes. Tres advocaciones para los últimos tiempos que Dios ha otorgado como un Regalo de Salvación a todo el Ejército del Resto Fiel. Tres advocaciones finales y universales que se manifiestan en este Pequeño Refugio de Nuestros Tres Corazones. Tres advocaciones que van a sanar y a salvar al mundo. 

Hijitos, pero también es importante que recuerden que el Cielo les ha pedido también la devoción al primer miércoles de cada mes, en honor al Casto y Amante Corazón de vuestro Padre Protector, San José. Hijitos también los primeros miércoles son una Fuente de Gracia para el mundo entero. Hijos muy amados, cada primer miércoles de mes van a reparar por siete causas: la primera, el rechazo al Amor de Dios; la segunda, la infidelidad, la ignorancia y la desobediencia a los Mandamientos del Señor; la tercera, para reparar a los Tres Corazones Unidos de la Santa Familia de Nazaret; la cuarta, para reparar por los pecados y la infidelidad de los sacerdotes del Señor; la quinta, para reparar por los pecados y la infidelidad de los religiosos y religiosas; la sexta, para reparar por los pecados y la infidelidad de todos los bautizados miembros del Cuerpo Místico de Cristo, que es la Iglesia; la séptima, para reparar por las almas que viven sumergidas en cualquier clase de vicio y pecado, especialmente por los pecados contra la pureza

Hijitos, al meditar Mis Dolores y Gozos, cada primer miércoles, mediten también en las siete causas que deben reparar, para que el mundo pronto se convierta y regrese a Dios. Hijos, recuerden que para comprender Nuestros Llamados de Amor y Nuestras Venidas a este Lugar es importante orar y leer continuamente Nuestros Llamados, y las perlas preciosas en cada Llamado se irán guardando en sus corazones. Nuevamente les invito: ¡escúchennos con el corazón!

Yo vuestro Padre San José, Primer Consolador de los Corazones de Jesús y de María, los bendigo: en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen


Con la tecnología de Blogger.