Devoción Primeros Miércoles, Jueves, Viernes, Sábados y Domingos

Más de trescientos años separan a estas tres devociones del cielo: la primera dada en 1674 en las revelaciones que tuvo Santa Margarita de Alacoque del Sagrado Corazón de Jesús, como medio para aumentar nuestro amor a Él y rendirle cumplida reparación por todos nuestros pecados, la segunda anunciada por la Virgen María en Fátima en 1917 a los tres pastorcitos Jacinta, Lucía y Francisco y posteriormente expuesta con detalle a Sor Lucía cuando se encontraba en Pontevedra, España, en el Convento de las Doroteas de postulante en el año 1925. También en este caso, la Virgen pide esta devoción como medio para dar a conocer la devoción al Inmaculado Corazón de María y como reparación por todas las blasfemias e ingratitudes que recibe por parte de los hombres ingratos. Y la tercera, revelada a Manuel de Jesús hace muy poco tiempo, dando lugar al nacimiento de la Era de los Tres Corazones.

Requerimientos para ganar la Gracia de los Primeros viernes

  1. Recibir sin interrupción la Sagrada Comunión durante nueve primeros viernes consecutivos. 
  2. Tener la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús y de alcanzar la perseverancia final. 
  3. Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento. 
  4. Oración corta:
« Oh Dios, que en el corazón de tu Hijo, herido por nuestros pecados, has depositado infinitos tesoros de caridad; te pedimos que, al rendirle el homenaje de nuestro amor, le ofrezcamos una cumplida reparación. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén. Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío. 

Promesas dadas por el Sagrado Corazón de Jesús

Aunque es el amor a Jesús lo que principalmente debe llevar a un creyente a participar en esta devoción, Jesús, en su infinita misericordia, quiso asociar una serie de promesas y gracias especiales a quienes cumplieran los requerimientos.
  1. Les daré todas las gracias necesarias en su estado de vida. 
  2. Estableceré la paz en sus hogares. 
  3. Los consolaré en todas sus aflicciones. 
  4. Seré su refugio en su vida y sobre todo en la muerte. 
  5. Bendeciré grandemente todas sus empresas. 
  6. Los pecadores encontrarán en Mi Corazón la fuente y el océano infinito de misericordia. 
  7. Las almas tibias crecerán en fervor. 
  8. Las almas fervorosas alcanzarán mayor perfección. 
  9. Bendeciré el hogar o sitio donde esté expuesto Mi Corazón y sea honrado. 
  10. Daré a los sacerdotes el don de tocar a los corazones más empedernidos. 
  11. Los que propaguen esta devoción, tendrán sus nombres escritos en Mi Corazón, y de El, nunca serán borrados. 
  12. Nueve primeros viernes: Yo les prometo, en el exceso de la infinita misericordia de mi Corazón, que Mi amor todopoderoso le concederá a todos aquellos que comulguen nueve primeros viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final; no morirán, en desgracia ni sin recibir los sacramentos; Mi divino Corazón será su refugio seguro en este último momento.

Requerimientos y Promesas de esta devoción de los Primeros sábados

Y dijo la Santísima Virgen a Lucía:

« Mira, hija mía, mi corazón cercado de espinas que los hombres ingratos me clavan continuamente con blasfemias e ingratitudes, tú, al menos, procura consolarme y di que:

Todos aquellos que durante cinco meses seguidos, en el primer sábado, se confiesen y reciban la Santa Comunión, recen el Santo Rosario y me hagan 15 minutos de compañía meditando en los misterios del Rosario, con el fin de desagraviarme, yo prometo asistirlos en la hora de la muerte con todas las gracias necesarias para su salvación. »


Pero, ¿Por qué entre todos los días de la semana la Virgen pidió que fuera el sábado?. Esta tradición se remonta a tiempos muy antiguos, en el que el Sábado tiene una especial significación para honrar a nuestra madre, por ser el Sábado Santo, el único día en que la Virgen María estuvo sin su hijo.

El 18 de abril de 1987, la Virgen María le revela al Padre Gobbi, como vivió esas horas:

« Hijos míos predilectos: Permaneced hoy junto a Mí que soy vuestra madre Dolorosa. Éste es el día de mi gran dolor.

Éste es el único día que he vivido con Jesús muerto. Después de haberlo piadosamente depositado en el sepulcro con la ayuda de Juan y de las santas mujeres, después de haber rodado la gran piedra delante de la entrada, por vez primera me quedé sin mi Hijo. En ese instante el tiempo se detuvo para mí. Comenzó entonces mi vigilia continua, con una plegaria incesante, rimada por el paso de las horas; en una firme esperanza que llegaba a penetrar la puerta del Cielo, con un hondo e intenso sufrimiento, hasta que al fin, pude dar lugar a la expresión de mi materno dolor, y lágrimas continuas descendían de mis ojos, como si formasen una cuna de llanto, en que depositar a todos vosotros, que me habéis sido confiados desde la Cruz por mi Hijo Jesús.

Éste es el sábado del gran reposo.
Éste es el sábado del gran silencio.
Éste es el sábado de mi gran dolor.
Éste es el único día en que la Madre se quedó sola, crucificada e implorante, confiada y fiel, abrumada por el peso de su sufrimiento.
Éste es el día en que vuestra Madre tiene tanta necesidad de consuelo. Es el día en que la Madre tiene necesidad del amor de todos sus hijos.

Hoy os recojo en mis brazos matemos y me consuelo al sentir que vosotros me amáis verdaderamente como hijos. Me parece que aún escucho Su voz elevándose en su extrema y más preciosa ofrenda: —¡Mujer, he ahí a tu hijo! Hoy, en la cuna de este dolor mío, todos os abrís para recibir el fruto divino de este su último obsequio. Éste es mi día y el vuestro. Entrad en el nuevo reposo sabático de mi espiritual maternidad. »

El 2 de abril de 1988, de nuevo la Virgen María nos recuerda a través del Padre Gobbi, la importancia que en estos tiempos tiene esta devoción para reparar los muchos pecados que se cometen contra su Doloroso e Inmaculado Corazón:

« Es Sábado Santo. Es el día de mi gran dolor. Es el día de mi incesante oración.

Durante este Año Mariano, a Mí consagrado, este día coincide con el primer sábado del mes.

Vine del Cielo a pediros que me ofrecierais durante cinco meses el primer sábado del mes. Se lo pedí a mi hija Sor Lucía, cuando se encontraba en el convento de Pontevedra el 10 de diciembre de 1925.

Pedí que este día transcurriera en espíritu de reparación por las ofensas que se cometen contra vuestra Madre Celeste.

¿Por qué, entre todos los días de la semana, os pedí que me ofrecierais el sábado?

Para que recordarais las dolorosas horas que pasé durante el único día en que permanecí sola sin mi Hijo Jesús.

El Cuerpo de Jesús yace muerto, amortajado en su sepulcro nuevo, y Yo velo continuamente recogida en mi virginal dolor, en íntima unión de fe, de amor y de esperanza con el Padre Celeste, que se inclina sobre las heridas de mi indecible espera, con el beso de su divino consuelo.

Os quiero hoy a todos junto a Mí, Madre dolorosa, para que me consoléis y para enseñaros a orar con confianza, a sufrir con docilidad, a amar con pureza de corazón, a creer con inquebrantable certeza, a esperar con heroísmo, aún contra la evidencia de los hechos.

Es el día que os acojo en el dolor de mi desolación y os abro la puerta para que todos podáis entrar en el seguro refugio de mi maternidad espiritual.

Es el día que se ha abierto como una flor, sobre el heroísmo de mi amor, de mi dolor, de mi fe y de mi segura esperanza.

Es el día de vuestro nuevo reposo.

Por eso os invito a ofrecérmelo con el rezo del Santo Rosario, con la meditación de sus misterios, con la confesión sacramental y la comunión reparadora, con la renovación de vuestro acto de consagración a mi Corazón Inmaculado.

De este modo podéis reparar las ofensas que me infligen y que tanto hacen sufrir a mi Corazón Inmaculado.

Entre los errores que hoy se propagan, están también los que se refieren a la persona y al honor de vuestra Madre Celeste.

Por algunos se niega mi Inmaculada Concepción y mi plenitud de Gracia; otros no creen ya en el gran privilegio de mi perpetua virginidad y de mi divina y universal maternidad.

Alejan de Mí a aquellos hijos que tienen de Mí particular necesidad como los niños, los pequeños, los pobres, los sencillos, los pecadores.

Además, hasta mis imágenes se sacan con frecuencia de los lugares de culto.

Para reparar estas ofensas, que se cometen contra el Corazón Inmaculado de vuestra Madre Celeste, os pido que propaguéis también hoy la devoción de los cinco primeros sábados de cada mes. La pedí durante el primer período de este vuestro siglo; vuelvo hoy a pedirla, mientras este siglo alcanza su termino más doloroso.

Si hacéis cuanto os pido, la devoción hacia Mí se difundirá cada vez más; y entonces podré ejercitar el gran poder que la Santísima Trinidad me ha otorgado. Y podré preparar así, para toda la humanidad, la nueva era de su completa renovación con el glorioso triunfo de mi Hijo Jesús. »


Las Dos Devociones en los Últimos Tiempos

En estos últimos tiempos la Virgen María afirma que en esta Obra de los Sagrados Corazones se revela que estas dos devociones representan la Unión de los Corazones de la Madre y del Hijo y esta Alianza de Amor calma la Ira del Padre, porque la devoción de los Primeros Viernes al Sagrado Corazón de Jesús y la devoción de los Primeros Sábados a su Doloroso e Inmaculado Corazón, preparan a sus apóstoles para el Reinado de Paz de Jesús que se va aperturar con el Triunfo del Doloroso e Inmaculado Corazón de María.

La Santísima Trinidad quiere establecer en todo el mundo la devoción al Corazón Doloroso e Inmaculado de María por medio de la práctica reparadora de la devoción de los primeros sábados, de la confesión y de la santa comunión, acompañados ahora del ayuno y de una obra de caridad y de misericordia corporal o espiritual.

Cada primer viernes, de cada mes: Confesarseayunarrecibir la Sagrada Comunión, en reparación por los pecados del mundo, acompañar a Jesús en el Santísimo Sacramento, y realizar una obra de caridad, para que su Corazón sea consolado de tantas ofensas

Ambas devociones junto con la Adoración Eucarística van a rescatar muchas almas del infierno y las almas del purgatorio reciben consuelo y compañía, e incluso muchas almas son liberadas por las oraciones que se ofrecen.


La Devoción de los Primeros Miércoles en Honor de San José

En el Llamado de Amor y Conversión del 11 de Octubre de 2017, el Casto y Amante San José nos habla de que la última aparición de Fátima, en donde Él, junto con el Niño Jesús, se aparecen a los pastorcitos bendiciendo al mundo, es una prefiguración de la devoción a los Tres Corazones:

« En la última Aparición de nuestra Señora en Fátima, Dios Padre también me envío a Mí para que los tres pastorcitos me vieran, junto al Niño Jesús, bendiciendo al mundo.
Así prefiguramos la devoción más deseada por el Cielo; la devoción a los Tres Corazones de la Sagrada Familia: el Corazón del Redentor, el Corazón de la Madre de Dios y el Corazón del Primer Apóstol de Jesús y de María, mi Casto y Amante Corazón. Los Tres Corazones.

Así, con esta Aparición de los Tres Corazones en Fátima, se anunció la llegada de esta Obra de los Últimos Tiempos. Y ahora, desde estos Últimos Llamados de Amor y de Conversión, anunciamos por última vez, lo que se anunció en Fátima. »


El Cielo además, ahora anticipa una nueva Devoción, los primeros miércoles en honor de San José. La Virgen asegura que las Tres Devociones salvarán a la humanidad.

En el Llamado de Amor y Conversión del 1 de Agosto el Casto y Amante Corazón de San José explica que los primeros miércoles deben ser dedicados a reparar 7 causas, que enumera a continuación

« Hijitos, pero también es importante que recuerden que el Cielo les ha pedido también la devoción al primer miércoles de cada mes, en honor al Casto y Amante Corazón de vuestro Padre Protector, San José. Hijitos también los primeros miércoles son una Fuente de Gracia para el mundo entero. Hijos muy amados, cada primer miércoles de mes van a reparar por siete causas:
  1. La primera, el rechazo al Amor de Dios; 
  2. La segunda, la infidelidad, la ignorancia y la desobediencia a los Mandamientos del Señor; 
  3. La tercera, para reparar a los Tres Corazones Unidos de la Santa Familia de Nazaret; 
  4. La cuarta, para reparar por los pecados y la infidelidad de los sacerdotes del Señor; 
  5. La quinta, para reparar por los pecados y la infidelidad de los religiosos y religiosas; 
  6. La sexta, para reparar por los pecados y la infidelidad de todos los bautizados miembros del Cuerpo Místico de Cristo, que es la Iglesia; 
  7. La séptima, para reparar por las almas que viven sumergidas en cualquier clase de vicio y pecado, especialmente por los pecados contra la pureza. » 
Esta petición se une así a la petición que el propio San José hace para todos los miércoles, de orar y meditar sus Siete Dolores y Gozos (cada miércoles a las siete de la tarde/noche).

« Hijitos, al meditar Mis Dolores y Gozos, cada primer miércoles, mediten también en las siete causas que deben reparar, para que el mundo pronto se convierta y regrese a Dios. »


La Devoción de los Primeros Jueves 

Además del primer miércoles, del primer viernes y del primer sábado, en el retiro de Fátima de 2018, se nos ha revelado, los primeros jueves de cada mes. Fue el 3 de mayo de 2018. 

« Mi Sagrado Corazón está enamorado de ustedes. Me he dado sin reservas desde aquel momento en la Cruz y me sigo entregando, en cada Santa Misa, por todos. 

Queridos hijos, oren para que puedan comprender el valor infinito que tiene el Santo Sacrificio de la Misa, enamórense de la Santa Misa y vívanla con todo el corazón, porque estar en la Santa Misa es estar al pie de la Cruz, con Mi Mamá Celestial, contemplando y adorando a Mi Corazón que se entrega en Sacrificio por ustedes. Almas, yo les amo inmensamente y quiero ser correspondido de ustedes. Es por eso que Yo necesito que también se enamoren de Mi Corazón. 

Los primeros jueves de cada mes, dedíquenlos a reparar por todos los pecados contra la Santa Eucaristía y por Mis Predilectos los Sacerdotes. Los primeros jueves de cada mes, consuelen Mi Corazón Eucarístico con Mi Mamá Celestial. »

El 6 de Diciembre de 2018, el Sagrado Corazón de Jesús explicaba con más detalle, como esta Devoción se estaba preparando desde hace tiempo:

« A Santa Margarita he pedido la Devoción de los primeros viernes de cada mes, siguiendo esta línea profética que preparaba esta Obra Magna, ahora pido la Devoción de los primeros Jueves de cada mes, para que reparen por el pecado de los ministros de Dios, para que reparen por los pecados cometidos contra la Sagrada Eucaristía, para que reparen por la pérdida de amor al Sacrificio de la Misa. Hijos míos, cada primer jueves recuerden reparar por estas intenciones de mi Corazón Eucarístico. »

Y el 7 de febrero de 2019, el Sagrado Corazón de Jesús revela las promesas de seguir esta devoción junto con la Devoción Reparadora Eucarística:

« A través de mi Apostolado también he dado la Devoción Reparadora de los primeros Jueves de cada mes, para reparar y desagraviar mi Corazón por los pecados cometidos contra la Sagrada Eucaristía, por los pecados cometidos por los sacerdotes de mi Corazón y por la persecución, odio e indiferencia a la Santa Iglesia, al Santo Padre y a todos los consagrados.

Yo, Jesucristo, prometo que la criatura que los primeros Jueves, con la Devoción Reparadora Eucarística, desagravie y consuele mi Corazón Eucarístico, obtendrá la conversión, aliviará o liberará almas de sacerdotes que están en el Purgatorio y acelerará la venida de mi Reino Eucarístico. Quien ore la Devoción Reparadora Eucarística, los primeros Jueves de cada mes, podrá interceder y hasta obtener la Gracia de la conversión para los perseguidores de mi Iglesia.
»

La Devoción de los Primeros Domingos

El Sagrado Corazón de Jesús el 14 de Diciembre de 2018 realiza una nueva invitación a la reparación y al desagravio, añadiendo una nueva devoción para los primeros domingos de mes.

 « Queridos hijos, mi Apostolado es una Cruzada permanente de Reparación y desagravio por eso, en estos Últimos Tiempos, por medio de mi Apostolado, he dado a todo el mundo, los primeros Miércoles, primeros Jueves, primeros Viernes, primeros Sábados y agrego por petición de Mi Padre Eterno, los primeros Domingos, de reparación y expiación a Nuestros Sagrados Corazones y los primeros Domingos en reparación por la desobediencia y el rechazo al Padre de la Humanidad, Mi Eterno Padre.»

Las Advocaciones de la Sagrada Familia en los Últimos Tiempos

Gota a gota y como las piezas de un puzzle, los Llamados de Amor y Conversión han ido desgranando y explicitando con el tiempo cada una de las Advocaciones finales de la Sagrada Familia, advocaciones que contienen en sí todas las Gracias para estos Últimos Tiempos y caracterizan el papel que en estos tiempos le corresponde a cada Miembro de la Sagrada Familia.

El Casto y Amante Corazón de San José, explicaba cuales son estas Tres grandes Devociones en su Llamado de Amor y Conversión del 3 de Octubre de 2018

« Para este tiempo, el Eterno Padre tenía designado revelar las Tres grandes Devociones, y los Tres grandes Títulos, que deben darse a conocer y que la humanidad entera debe amar y consagrarse: el Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús y el Doloroso e Inmaculado Corazón de María y mi Casto y Amante Corazón. Estas Tres grandes Devociones son las más amadas, han sido las más esperadas y deben ser las más conocidas en estos tiempos.»

Corazón Doloroso e Inmaculado de María

Corazón Doloroso e Inmaculado de MaríaEsté título otorgado a la Virgen María por la Santísima Trinidad, reciba todas las Gracias del Cielo como explicaba el Sagrado Corazón de Jesús el 14 de Julio de 2015:

« Este título en honor de mi Madre recibe todas las gracias del cielo Pues este título del Corazón Doloroso e Inmaculado de mi Madre es la culminación de toda la Maternidad de mi Madre Pura e Inmaculada en el principio, su fuente y, Dolorosa al pie de la Cruz. Reinando y Victoriosa al final conmigo, por eso hónrenla con este maravilloso Nombre, pues su Doloroso e Inmaculado Corazón será el Refugio para ustedes en estos tiempos. »

La Virgen es Inmaculada por la Gracia de Dios y Dolorosa al Pie de la Cruz por su esfuerzo, su Sacrificio y sus Méritos, por eso nuestra Madre desea que el título de Dolorosa anteceda al de Inmaculada.


« Mi Corazón Doloroso e Inmaculado es la Primera Advocación de Vuestra Madre, Mi Corazón Doloroso e Inmaculado es la Última Advocación de Vuestra Madre y Mi Corazón Doloroso e Inmaculado es la Advocación de todos los tiempos. 

Mi Corazón Doloroso e Inmaculado es el título que más ama el Padre, es el título que envía el Hijo y es el título que, unido al Espíritu Santo, viene a la tierra a prepararla para el Nuevo Pentecostés. »

« Hijitos Míos, y al venerar Mi Corazón Doloroso e Inmaculado, adoran la Santísima Trinidad, al escuchar a Mi Corazón Doloroso e Inmaculado, escuchan a la Santísima Trinidad y al consagrarse a Mi Corazón Doloroso e Inmaculado, se consagran a la Santísima Trinidad.

Este Título es el más amado por la Trinidad Sacrosanta y prueba de ello es que la Beatísima Trinidad Corona Mi Corazón y me envían a Mis hijos a llevarlos de regreso a Dios. »

Esta Advocación es Bíblica, está presente en la Presentación de Jesús en el Templo y enlaza con la visión de San Juan del Apocalipsis (La Mujer vestida del Sol del Capítulo 12) que anuncia la Segunda Venida del Hijo y la instauración del Reino Eucarístico:

« Querido hijo de Mi Sagrado Corazón, te digo que el Doloroso e Inmaculado Corazón de Mi Madre fue revelado, por primera vez, cuando al presentarme en el Templo, Simeón dijo a Mi Madre: una espada de dolor atravesará Tu Corazón. Este es el fundamento bíblico de tan grandiosa devoción y tan amada advocación de Mi Madre. »

« El Corazón Doloroso e Inmaculado de la Virgen María es la advocación del Apocalipsis, es la Gran Señal, es mi Profeta de los Últimos Tiempos. »

« Mi Corazón Doloroso e Inmaculado será la Llave que abrirá el Reino de Dios para que se implante en la tierra su Reinado Eucarístico. Mi Doloroso e Inmaculado Corazón reúne en sí mismo todos los títulos que el Cielo y que Mis hijos en la tierra me han otorgado, porque por medio de esta advocación vengo a anunciar la llegada de Mi Hijo como la Mujer vestida del Sol. »

« Hijitos Míos, vengo a este lugar escogido por Mí, a revelar la advocación de los Últimos Tiempos; Mi Corazón Doloroso e Inmaculado. Hijos Míos, como es la advocación de los Últimos Tiempos, el Padre me envía Vestida de Sol para hacer brillar en todo el mundo Su Reino Eucarístico que va a transformar toda la tierra. »

En su Llamado de Amor y Conversión del 6 de Octubre de 2018, la Virgen María resume la importancia de esta Advocación y el cumplimiento de las profecías del Apocalipsis.

« Mi Doloroso e Inmaculado Corazón, es el Refugio para todos ustedes. El Padre me envía con el Título del Corazón Doloroso e Inmaculado de María para ser el Arca que salve a sus hijos en esta tempestad que el dragón ha causado: pecado, libertinaje, ateísmo y el odio. El Padre Eterno me envió a muchos lugares. A través de muchos profetas hablé a la humanidad, pero el Padre venía preparando la Gran Revelación, el Título Mariano más Grande para toda la humanidad y toda la Iglesia Universal, el Doloroso e Inmaculado Corazón de María. Hijos comprendan soy la Mujer Vestida del sol. Con mis Venidas a este Lugar Santo se realiza el cumplimiento de la Gran Señal. »


Casto y Amante Corazón de San José

San José, el maestro del silencio, ha comenzado en este tercer milenio, su misión encomendada por el Cielo y ha recibido la advocación más completa y culmen de San José, El Casto y Amante Corazón de San José, tal y como expresaba en su Llamado de Amor del 22 de agosto del 2018:

Casto y Amante Corazón de San José« Hijos de Mi Castísimo Corazón, en estos últimos tiempos el camino de toda alma cristiana es el Camino de San José. Todos los cristianos, miembros del Cuerpo Místico de Jesucristo, están llamados a recorrer el Camino Josefino por orden del Padre. Porque, Yo, fui la primera creatura que se consagró al Sagrado Corazón de Jesús por medio del Doloroso e Inmaculado Corazón de María; es decir, queridos hijos, fui el Primer Apóstol de los Sagrados Corazones Unidos. Y para estos tiempos el Espíritu Santo ha querido que en este Santo Lugar se manifieste la advocación más completa y culmen de San José: El Casto y Amante Corazón de San José, Padre de los Apóstoles de los Últimos Tiempos. A través de Mis Llamados de Amor y Conversión, Yo, les estoy enseñando y conduciendo al Corazón de María, para que la Madre María y el Espíritu Santo conciban en sus corazones a Jesús. »

Esta misión de San José y advocación estaba reservada para estos últimos tiempos por la Santísima Trinidad en obediencia a la Divina Voluntad:

« La Santísima Trinidad para estos tiempos ya había reservado que Yo, vuestro Padre San José, me manifestara en obediencia a la Divina Voluntad, pues, para estos tiempos, se tenía que revelar el más grande atributo, título y la más completa devoción a san José: el Casto y Amante Corazón de San José. Me envían como modelo, como fiel discípulo y como celoso Apóstol de los Sagrados Corazones en estos Últimos Tiempos, pues mi alma fue la primicia que vivió el Reinado de los Dos Sagrados Corazones y vengo a ustedes para prepararlos para este Reinado. Mi Casto y Amante Corazón es la advocación enviada por el Padre, más amada por el Hijo y ungida por el Espíritu Santo, y todos los que acojan mi Corazón, viviendo y obedeciendo mis palabras paternales, serán conducidos a las Gloriosas Moradas de los Sagrados Corazones de la Madre y del Hijo. »

Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús

En su Llamado de Amor y Conversión del 7 de Septiembre del 2018, el Sagrado Corazón de Jesús indica que el título mas amado por el Padre y que contiene en sí todas las Gracias y Misericordias Divinas es el de Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús:

Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús« Cada primer viernes de mes se manifiesta el título más amado por el Padre, y escogido por el Hijo, y a través del cual el Espíritu de Dios está llamando a los hombres, Mi Sagrado Corazón Eucarístico, que contiene todas las Gracias y los Tesoros de la Misericordia Divina, del Querer Divino, de la Providencia Divina. Hijos Míos, les exhorto que me amen sinceramente, que me amen de verdad, que me amen con todo el corazón, porque sólo Mi Amor es el que puede salvarlos. Soy el Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús la advocación más tierna, más plena y culmen de vuestro amado Jesús. »

Jesús nos exhorta también en este llamado a que los primeros viernes, no sean una devoción sujeta a un número de meses concretos sino que sea un compromiso de vida perpetuo:

« Necesito decirles que ya no sólo deben acordarse de Mi Corazón los nueve primeros viernes, sino que cada primer viernes de mes, durante toda tu vida, debes ayunar, adorar y reparar el Corazón que murió en una Cruz para que tú vivieras. »

El Sagrado Corazón de Jesús en su Llamado de Amor y Conversión del 19 de Octubre de 2018, revela como el Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús es la Devoción de las Devociones y el Don de los Dones y es el culmen y complemento de todas las otras Devociones a Él

« Mi Sagrado Corazón Eucarístico es el Gran Don para estos tiempos; en Mi Sabiduría Infinita he escogido este tiempo, he suscitado Mi Obra del Apostolado y he dado al mundo los Últimos Llamados de Amor y de Conversión para manifestar este Gran Don de Mi Misericordia Insondable. Comprendan, hijos Míos, que el más Grande Tesoro en Mi Iglesia es la Santísima Eucaristía; pero, también me he manifestado a muchos santos y profetas revelando un atributo de Mi Corazón, y ahora en este tiempo, y desde este Aposento revelo para todo Mi Resto Fiel el Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús y con los Dos Rayos de Sangre y Agua doy a la humanidad un Tiempo de Misericordia. Apóstoles de Mi Corazón Eucarístico deseo que comprendan la profundidad de esta Devoción, que es para este tiempo pero viene a completar de manera perfecta todas las otras Devociones a Mí, vuestro Señor Jesucristo; por eso, esta es la Devoción de la Devociones y el Don de los Dones. Comprendan que aquí y con Mi Obra se cumple la Gran Señal, la Mujer Vestida del Sol, que es la Precursora del Reinado de su Hijo. »

La Era de los Tres Corazones

Tal y como anunció San José en el Llamado de Amor y Conversión del 6 de Junio de 2018, esa última aparición de Fátima con San José y el Niño Jesús bendiciendo al mundo, era en si mismo una profecía ahora cumplida en este Apostolado, la Era de los Tres Corazones de la Sagrada Familia

« Dios Padre quiso que aquel trece de octubre en la última aparición en Fátima me manifestara, para profetizar la Era de los Tres Corazones de la Sagrada Familia; profecía que se ha cumplido con Nuestro Apostolado, y que por medio de los Llamados de Amor y de Conversión se está consolidando, concretizando y realizando la misión que el Padre confió a Nuestros Sagrados Corazones Unidos. »

La iglesia, la redención inició por la familia, la Sagrada Familia y en este tiempo la salvación de esta generación vendrá por la misma Familia: Jesús, María y José.

San José es el hombre del silencio, en los Evangelios no se conoce ni una sola palabra de él, pero va a ser a partir de este siglo XXI, la era de San José y se va a proclamar de San José lo que jamás se ha dicho de él: « Lo que tiene la Virgen por Gracia, lo tiene San José por reflejo por su Unión esponsal ». Se empezó a aparecer en Fátima, bendiciendo a toda la humanidad tres veces y ahora empieza a hablar a través de Manuel de Jesús, por toda esa obediencia de silencio.

En su Llamado de Amor y Conversión del 27 de Julio de 2018, el Sagrado Corazón de Jesús anuncia que ya estamos viviendo la Era de los Tres Corazones.

« Pequeño lirio, te regalo una Jaculatoria de Gracia Nueva y Súplica Ardiente, esta Jaculatoria, junto al Ave María de los Últimos Tiempos, va a acelerar el Triunfo de Nuestros Corazones, pero además esta Sagrada Jaculatoria que hoy te doy y, a través de ti, a todos los Apóstoles de Nuestros Sagrados Corazones, anuncia que ya están viviendo la Era de los Tres Sagrados Corazones de la familia de Nazaret: Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús, Corazón Doloroso e Inmaculado de María, Casto y Amante Corazón de San José, triunfen y reinen. Amén.

Esta Jaculatoria, hijito, anuncia la Era de los Tres Corazones de Paz, Era de Amor, Era de Misericordia. »

En sus Llamados de Amor y Conversión del 10 y el 24 de Octubre el Casto y Amante Corazón de San José confirma el cumplimiento de la profecía de Fátima y la Era gloriosa de los Tres Sagrados Corazones.

« Queridos hijos, deben comprender que los Llamados de Amor son las trompetas del Apocalipsis anunciando a todos los hombres la Era de los Tres Sagrados Corazones. »

« Y en esta misma Obra, revelar y manifestar las Tres Devociones más amadas, más plenas y urgentes, los Tres Sagrados Corazones; anunciando por medio de estos Signos y de los Últimos Llamados de Amor la Era Gloriosa de los Tres Corazones. Era donde Reinará el Espíritu Santo. Era donde el corazón humano cumplirá con amor la Divina Voluntad, es decir, que en esta Era Reinará el Espíritu de la Sagrada Familia. Hijos de Mi Casto y Amante Corazón, en este tiempo con Mi Apostolado y en este Lugar Santo se ha cumplido lo profetizado en Fátima: la devoción a los Tres Sagrados Corazones. »


Extractos de los Llamados de Amor y Conversión

Llamado de Amor y Conversión del Doloroso e Inmaculado Corazón de María - 6 de Junio de 2015
Queridos hijos, vuestras oraciones (cada primer sábado de mes) alivia Mi Corazón Maternal de todas las cargas del mundo, de todas las ingratitudes de los hombres, por toda la indiferencia que se vive en estos tiempos.

Mis queridos hijos, infinidad de gracias les estoy entregando a sus pequeños corazones este primer sábado, pero sólo las recibirán aquellas que se abran con la oración, con amor y con fe al Espíritu Santo de Dios. 

Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María – 1 Octubre 2016
Mis pequeños apóstoles, oren Conmigo. La Devoción de los Primeros Sábados de cada mes, en reparación a Mi Corazón Inmaculado, abre en el Cielo Puertas de Misericordia para que muchas almas sean rescatadas. Amados hijos, la Adoración Eucarística y la Devoción de los Primeros Sábados van a rescatar muchas almas de las Puertas del Infierno.

Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María – 3 Diciembre 2016
Los primeros sábados de cada mes, también son un ancla de salvación para el mundo entero; cada primer sábado, el Ejército Celestial de los Ángeles, viene a recoger las oraciones de Mis hijos fieles, y estas oraciones regresan a la tierra en bendiciones y en misericordia. Los primeros sábados de cada mes y los primeros viernes dedicados al Corazón de Mi Hijo, son días de misericordia, pues estas dos grandes devociones han detenido el Brazo del Padre.

Hijos, cada primer sábado que se reúnen para orar junto a Mi, como hijos en torno a Su Madre, también las almas del purgatorio reciben consuelo y compañía, e incluso muchas almas son liberadas por las oraciones que se ofrecen.

Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María – 7 Enero 2017
Queridos hijos, deseo renovar lo que dije en Fátima, la Santísima Trinidad quiere establecer en todo el mundo la devoción a Mi Corazón Doloroso e Inmaculado por medio de la práctica reparadora de la devoción de los primeros sábados, de la confesión y de la santa comunión, acompañados ahora del ayuno y de una obra de caridad y de misericordia corporal o espiritual, para que sus corazones, no sólo reparen Mi Corazón, sino que también consuelen el corazón de los hermanos que sufren.

Queridos hijos, los primeros sábados abren al mundo torrentes de gracias, y es esta devoción a Mi Corazón Doloroso e Inmaculado que pido sea renovada en todos los corazones, porque esta devoción ha obtenido de la Santísima Trinidad, misericordia y tiempos de paz para los pueblos.

Llamado de Amor y de Conversión del Sagrado Corazón de Jesús - 3 Febrero 2017
Es necesario que todos los apóstoles de Nuestros Sagrados Corazones reaviven La Devoción de los Primeros Viernes de Mes.

Cada primer viernes, de cada mes: Confesarse, ayunar, recibir la Sagrada Comunión, en reparación por los pecados del mundo, acompañarme en el Santísimo Sacramento, y realizar una obra de caridad, para que Mi Corazón sea consolado de tantas ofensas. Los primeros viernes están íntimamente unidos a los primeros sábados del Inmaculado Corazón de Mi Madre; éstas Dos Devociones detendrán el Brazo de Mi Padre.

Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María – 4 Febrero 2017
Queridos hijos, la devoción de los Primeros Viernes al Sagrado Corazón de Mi Hijo, la devoción de los Primeros Sábados a Mi Doloroso e Inmaculado Corazón, preparan a Mis apóstoles para el Reinado de Paz de Mi Hijo que se va aperturar con el Triunfo de Mi Doloroso e Inmaculado Corazón.

A Santa Margarita Alacoque se reveló la devoción al Corazón de Mi Hijo, y en Fátima revelé el Misterio de Mi Corazón a los tres pastorcitos. Y ahora, en esta Obra de Nuestros Sagrados Corazones, revelo la unidad, la continuidad y la Alianza de Amor de estas dos grandes devociones que calman la Ira del Padre.

Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María - 3 Junio 2017
Mis queridos hijos, Mi Corazón Inmaculado ha pedido la devoción de los Primeros Sábados de cada mes: de la Sagrada Comunión Reparadora, el Santo Rosario y la Confesión, para reparar y consolar Mi Corazón Inmaculado y Doloroso por los pecados del mundo entero.

Esta devoción está unida a los Primeros Viernes de cada mes, junto a la Sagrada Comunión Reparadora, a la Adoración Eucarística y a la Confesión, y en la meditación de la Dolorosa Pasión de Mi Amado Hijo Jesús.

Estas dos devociones, representan la Unión, de los Corazones de la Madre y del Hijo.

Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María – 2 Diciembre 2017
Recuerden, hijos, que los primeros sábados de cada mes, los primeros viernes de cada mes y ahora el Cielo agrega los primeros miércoles en honor de San José, cada mes salvarán a la humanidad.

Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María - 3 Febrero 2018
Hijos, cada Primer Sábado es el día que se renuevan las Gracias de Mi Corazón Doloroso e Inmaculado, cada Primer Sábado debe ser considerado como el día de María Corredentora, porque los Primeros Sábados de cada mes el Padre del Cielo renueva su Misericordia para con toda la humanidad.

El Padre, al contemplar a los hijos reparar, pedir perdón y consolar a Nuestros Sagrados Corazones, detiene la Justicia y la Corrección para otorgar Paz, Perdón, para renovar la Alianza que Mi Hijo Jesús firmó con su Sangre en la Cruz.

Los Primeros Sábados de cada mes y la Santa Adoración Eucarística son como una misma Llave que abre las Puertas de la Misericordia.

Cada Primer Sábado debe ser un renovar la Consagración que ustedes, Mis hijos, han hecho a Mi Corazón.

Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María (Primer Sábado de Mes) - 3 Marzo 2018
Cada Primer Sábado de mes es un retornar a Dios por medio de Mi Corazón Inmaculado. Renueven la devoción de los Primeros Sábados con la Santa Misa y con el Cenáculo de Oración. Los Primeros Sábados de cada mes, el Espíritu Santo por medio de Mi Corazón Inmaculado y Materno, derrama infinitas Gracias para la humanidad, sobre todo para aquellas almas que aun no conocen el Amor de Dios.

Llamado de Amor y de Conversión del Sagrado Corazón de Jesús – 8 Junio 2018
Apóstoles de los Últimos Tiempos, cada primer viernes, cada primer sábado de mes, oren por la única intención: Que el mundo conozca el Amor de Dios.

Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María – 7 Julio 2018
Hijitos queridos, Mi Alma glorifica al Señor y Yo les invito a que renueven la Devoción y el Amor Primero, a los Primeros Sábados y a los Primeros Viernes, porque la Reparación es el camino de la santidad en éstos Últimos Tiempos.

Llamado de Amor y de Conversión del Sagrado Corazón de Jesús – 27 Julio 2018
Pequeño lirio, te regalo una Jaculatoria de Gracia Nueva y Súplica Ardiente, esta Jaculatoria, junto al Ave María de los Últimos Tiempos, va a acelerar el Triunfo de Nuestros Corazones, pero además esta Sagrada Jaculatoria que hoy te doy y, a través de ti, a todos los Apóstoles de Nuestros Sagrados Corazones, anuncia que ya están viviendo la Era de los Tres Sagrados Corazones de la familia de Nazaret: Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús, Corazón Doloroso e Inmaculado de María, Casto y Amante Corazón de San José, triunfen y reinen. Amén. 

Esta Jaculatoria, hijito, anuncia la Era de los Tres Corazones de Paz, Era de Amor, Era de Misericordia.


Llamado de Amor y de Conversión de Casto y Amante Corazón de San José - 1 Agosto 2018
Hijitos, pero también es importante que recuerden que el Cielo les ha pedido también la devoción al primer miércoles de cada mes, en honor al Casto y Amante Corazón de vuestro Padre Protector, San José. Hijitos también los primeros miércoles son una Fuente de Gracia para el mundo entero. Hijos muy amados, cada primer miércoles de mes van a reparar por siete causas: la primera, el rechazo al Amor de Dios; la segunda, la infidelidad, la ignorancia y la desobediencia a los Mandamientos del Señor; la tercera, para reparar a los Tres Corazones Unidos de la Santa Familia de Nazaret; la cuarta, para reparar por los pecados y la infidelidad de los sacerdotes del Señor; la quinta, para reparar por los pecados y la infidelidad de los religiosos y religiosas; la sexta, para reparar por los pecados y la infidelidad de todos los bautizados miembros del Cuerpo Místico de Cristo, que es la Iglesia; la séptima, para reparar por las almas que viven sumergidas en cualquier clase de vicio y pecado, especialmente por los pecados contra la pureza. 

Hijitos, al meditar Mis Dolores y Gozos, cada primer miércoles, mediten también en las siete causas que deben reparar, para que el mundo pronto se convierta y regrese a Dios. Hijos, recuerden que para comprender Nuestros Llamados de Amor y Nuestras Venidas a este Lugar es importante orar y leer continuamente Nuestros Llamados, y las perlas preciosas en cada Llamado se irán guardando en sus corazones. Nuevamente les invito: ¡escúchennos con el corazón!

Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María – 5 Enero 2019
Cada primer sábado de mes vengo a mi Aposento a orar por los que no creen y no han recibido el Amor de Jesús. Si el mundo recibiera el Amor de Jesús verdaderamente reinaría la paz. Si las familias se abrieran al Amor de Jesús vivirían en paz. Si mis hijos abrieran sus corazones al Amor de Jesús, practicarían la paz. 


Con la tecnología de Blogger.